Donde no hay mata….

Investigación de mercados, la nueva forma de explorar

No hay patata.

Y es que no todo el mundo vale para todo. Eso es evidente y una perogrullada, lo sé.

fbPero es que, en mi faceta de docente, cada vez soy más consciente de que la vocación debe estar alineada con las capacidades personales.

Yo, de pequeña, quería ser astronauta entre otras muchas cosas.

Al crecer me fui dando cuenta de que sufría de vértigo y que las alturas me producen tal pánico que me quedo absolutamente paralizada. Por lo tanto, es totalmente imposible que llegue a ser una buena astronauta.

Reflexionemos… ¿Por qué me gustaba ser astronauta?

En realidad, quería ser periodista de guerra, astronauta, y científica.

Es decir, lo que me gustaba es descubrir cosas, explorar lo desconocido y encontrar respuestas.

En el fondo, he conseguido “ser astronauta” de alguna forma. Y es que hago investigación de mercados y estoy muy implicada en proyectos de innovación.

En conclusión

En muchas ocasiones los estudiantes eligen su carrera, sus estudios, sin reflexionar suficientemente sobre las implicaciones que ello conlleva.

Estudiar marketing es “guay”, pero no es una materia sencilla. No es la “María” que se aprueba sin esfuerzo. Aunque, en demasiadas ocasiones, parece que regalen los títulos.